UNA NAVIDAD SOSTENIBLE

Creo que la navidad es mi época favorita del año. Me encanta todo lo que conlleva, pero eso no quiere decir que no podamos ponerle un poco de cabeza al tema. ¿Quién no se ha fijado en la cantidad de envases que quedan al lado de los containers el día de reyes? ¿O el familiar (o puedes ser tu misma) que cocina para 40 personas cuando solo vienen 6 a cenar?

A todos nos ha pasado ir a comer y salir rodando por qué parece que estos días tengamos la obligación de reventar y no poder pensar en un polvorón hasta el diciembre siguiente.

Según estudios, durante estas fechas, duplicamos la generación de residuos diarios  y la mayoría se va en vidrio (ya sabemos que a los españoles nos gustan mucho sacar el vino blanco, el tinto, el rosado y los que hagan falta) y en papeles y envases innecesarios de regalos.

Ya sé que también es verdad que en estas fechas nos lo ponen un poco más difícil a todos, nos bombardean continuamente con anuncios, productos y regalos apelando a un reencuentro familiar dónde todos seremos súper felices y claro, ¿Quién no quiere ser súper feliz en navidad?

Así que por supuesto, a tope con la navidad, pero si seguimos algunos pasos, podemos disfrutar de estas fiestas sin generar una cantidad indecente de residuos.

A LA HORA DE COMER, COMPRA CON CABEZA

Si eres quién se encarga de una de las comilonas navideñas, organízate un poco antes de ir a comprar. No hace falta que compres comida en cantidades industriales, piensa bien el menú que quieres hacer y compra lo imprescindible. Siempre que puedas, compra en comercios locales, a granel y utiliza tus propios envases. Lo mismo con los turrones y dulces, intenta comprarlos con los mínimos envases y no hace falta que tengas todos los tipos de turrones que existen, al final siempre acaban sobrando y o vas comiendo turrón hasta marzo o acabarán en la basura.

MENOS AMAZÓN Y MÁS COMERCIO DEL BARRIO

Si, ya sabemos que hacer la lista de regalos en amazón es lo más cómodo del mundo y en dos días tienes todas las compras hechas, pero piensa todo lo que hay detrás de amazón (malas condiciones laborales, embalajes inútiles…) así que acércate a la librería de tu barrio, o alguna tienda que tengas cerca, y además de tener un trato personalizado y fomentar el comercio local, sabrás que ese dinero es mucho más probable que vaya directamente a ayudar a alguna familia que está detrás.

CAMBIA REGALOS MATERIALES POR EXPERIENCIAS

En lugar de acabar comprando tropecientos regalos, cámbialos por experiencias. Entradas para el teatro, una escapada, alguna experiencia… Reduces considerablemente y además fomentas la cultura, que siempre nos hace falta.

SI COMPRAS ONLINE, HAZLO EN TIENDAS PEQUEÑAS O SOSTENIBLES

Existen muchos pequeños comercios online que ponen mucho empeño y cariño en su proyecto, y no sabes lo mucho que les puedes ayudar haciendo una compra en su tienda. Ilustradoras, artesanas.. seguro que encuentras ese regalo perfecto para esa persona.

A LA HORA DE ENVOLVER, SÉ CREATIVA

Deja de lado los megarollos de papel de regalo y aprovecha lo que tienes en casa. Hay un montón de ideas super bonitas que no tienen nada que envidiar a los papeles de regalo prefabricados. Usa papel de periódico  decorado por ti misma, revistas, telas, cajas que tengas por casa, botes de cristal que después se puedan reutilizar… Con un poco de esto y lanas, cordeles, ramas que puedes recolectar.. te quedan unos regalos envueltos la mar de bonicos!

En este tablero de Pinterest os he dejado unas cuantas ideas para inspiraros.

¿Qué más cosas se os ocurren para evitar el despilfarro navideño?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *