RECETA: NARANJAS CON CHOCOLATE

RECETA: NARANJAS CON CHOCOLATE

Para mi es una de las mejores combinaciones posibles, naranja y chocolate. ¿Qué más se puede pedir? Por si no habéis tenido suficiente comida estas navidades, hoy os traigo una receta la mar de fácil, por si la queréis aprovechar para el día de Reyes, o para cualquier día que te apetezca comerlas, que tampoco se necesita ninguna excusa 😛

La verdad es que es una receta muy típica, pero las naranjas que normalmente he comido así son confitadas y a mi no me van mucho, quedan como deshidratadas y para mi pierde todo el sentido de la naranja, pero en una de estas comidas navideñas en casa de unos familiares nos pusieron estas que he intentado he hecho hoy, y no me pudieron gustar más.
Al ser la naranja natural, cuando la muerdes sigue teniendo la textura de una naranja normal y encima se junta el zumo que suelta con el chocolate, vamos que me encantaron!
Así que manos a la obra, por que ya veréis que no tiene ningún misterio y en muy poco ratito las podéis tener listas.

 

Para hacerla, tan solo necesitaréis una naranja o un par, depende de la cantidad que queráis hacer y chocolate negro para fundir. Yo he utilizado este de Nestle que teníamos en casa, pero podéis utilizar el que queráis. También usaremos un poco de mantequilla o margarina para fundir el chocolate.
Lo primero que haremos será pelar y cortar la naranja, lo podéis hacer a rodajas, a trocitos o como más os guste. Yo la he cortado en rodajas y después he hecho algunos trocitos más pequeños para que fuera más fácil de hacer y de comer 🙂

 

Reservamos los trozos de naranja y ponemos el chocolate al baño maría con un poco de mantequilla. Para que os hagáis una idea, para una naranja he usado casi media tableta y aún me ha sobrado un poco.

 

Cuando esté completamente fundido, iremos hundiendo los trozos de naranja hasta que estén completamente cubiertos de chocolate y los pondremos en una rejilla.
Aquí es donde creo que he hecho algo mal, por que hay partes de naranja que han quedado sin cubrir, no sé si es por que el chocolate estaba demasiado caliente y no se ha “pegado” bien a la naranja o que ha pasado (si hay alguna experta en la sala que se pronuncie!)
Tampoco pasa nada, por que han quedado cubiertas casi por completo, pero algunas por un lado han perdido la cobertura (estaban igual de buenas la verdad)

 

 

Una vez se hayan enfriado, pasamos los trocitos a un papel vegetal y lo ponemos en la nevera para que se acabe de endurecer el chocolate y listo!  Tenemos un postre o una merienda la mar de buena!

¿Qué os parece? ¿Habíais probado alguna vez con naranja natural? ¿Os animáis a hacerla?

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito