LIBROS QUE HE LEÍDO EN 2020

He querido aprovechar que todavía no os había hablado de los libros que he leído este 2020 para daros ideas de cara a lo que queda de año. Siempre os digo que mi momento favorito de lectura es en el pueblo, sin prisas y siempre me guardo algún libro para ese momento. Este año ha sido el último de Joel Dicker, un clásico de mis veranos ya, pero os enseño todo lo que llevo de momento por si necesitáis algo de inspiración! También podéis seguir el hashtag #librosyellowknit para que veais lo que voy leyendo por instagram.

 

Empecé el año con La cara norte del corazón, con Amaia como protagonista pero sin el fondo del Baztán tan directo. Me gustó mucho y tiene esa aura que da Dolores Redondo a sus libros. Lo escuché con Storytel, una plataforma a la que me estoy enganchando desde hace tiempo y que me permite ir leyendo en cualquier momento.

Después continué con estos dos libros de Alice Kellen, Todo lo que nunca fuimos y todo lo que somos juntos. Dos libros cortitos y rápidos de leer, tipo historia romantica prohibida, dramas, reencuentros y estas cosas que todas conocemos. Son bastante del estilo de las de Paola Calasanz, así que si os habéis leído las suyas y os gustaron, estas seguro que también.

Camilla Lackberg me ha hecho un cambio de estilo total y ha pasado de sus novelas policiacas en Fjällbacka, por un par de historias con protagonistas mujeres. En Una jaula de oro,  una novela de suspense, dónde Faye, una mujer que lo tiene todo en su vida llena de lujos, lo pierde de un día para otro y ahí empieza su venganza.

El último verano de Silvia Blanch me gustó bastante, una novela negra ambientada en el Montseny dónde una periodista vuelve un año después de la desaparición de Silvia y acaba resolviendo el misterio. Ya sabéis que este tipo de novelas a mi me encantan, así que por mi estupenda.

La casa de Paco Roca me encantó. Es una novela gráfica, cosa que yo no estoy muy acostumbrada a leer, pero la historia es preciosa, lagrimilla incluida, y te lo puedes leer en una tarda. Super recomendable.

 

 

El tigre de Joel Dicker es un relato corto que escribió con 19 años para un certamen en el cual fue descalificado por qué pensaron que no lo podía haber escrito alguien tan joven. 

He descubierto a Ana Merino con El mapa de los afectos, y aún siendo un libro que narra la cotidianidad de los habitantes de un pueblo, me gustó mucho. Los sigue a lo largo de dos décadas para que puedas conocer de cerca sus personajes, sus problemas y sus secretos y la verdad es que me gustó.

Tenía pendiente la Hija del relojero desde el verano pasado, y la verdad es que con lo fan que soy de Kate Morton no lo entiendo. Bueno si, la realidad es que es un libro bien gordo y que en la cama me era poco cómodo de leer pero al final decidí no posponerlo más y acabarlo. El estilo de Kate Morton es bastante fácil de identificar y todas sus novelas aunque con historias distintas, tienen sus parecidos. A mi me gustó, pero no el que más de ella.

 

Después me decanté por Cicatriz, de Juan Gomez Jurado y si os tengo que ser sinceras, ahora mismo no me acuerdo exactamente de que iba, pero si que me pareció entretenido y con el punto de intriga justo.

Llevaba tiempo oyendo hablar de Gente normal de Sally Rooney y al final tuve que leerlo. El título le va a la perfección, nos cuenta la historia de Marianne y Connell, dos compañeros de instituto que empiezan una relación y todo lo que eso conlleva con el paso de los años. Aunque quizás pueda parecer que no cuenta mucho, si que nos dice muchas cosas y creo que no te deja indiferente. También acaba de salir la serie y por lo que he leído es practicamente calcada al libro, así que también tengo ganas de echarle un ojo.

Después de haber leído las dos primeras, vuelvo a Carmen Mola con la nena, otra historia turbia con los compañeros de la BAC que seguro que si te gustaron las dos primeras, esta no te decepcionará.

 

 

Y aquí el otro libro que os decía de Camilla Lackberg, Mujeres que no perdonan nos habla de tres mujeres con aparentes vidas perfectas (spoiler: no) que sin conocerse planean el crimen perfecto.

Como me gustó bastante Lorena Franco, me encontré con Dónde habita el olvido y decidí leerlo. Otro thriller misterioso a la lista de leídos. Desde que murió Tom, Amy no ha vuelto a ser la misma, más aún cuando Tom la sigue visitando en sueños. Pero un día su vida apacible y sin ningún tipo de relación social en Londres se ve truncada por una llamada que la llevará a Irlanda a vivir.

Por último, pero no menos importante, el libro de mi verano, El enigma de la habitación 622 de Joel Dicker me encantó. Me mantuvo atrapada sus más de 600 páginas y me pareció una lectura estupenda para mis vacaciones. 

Y hasta aquí los libros que llevo leídos en este 2020 tan raruno. Espero que os hayan servido de inspiración, y por supuesto si me queréis recomendar alguna lectura, es super bienvenida en los comentarios!

Si queréis más recomendaciones literarias, las puedes ver todas en este enlace 

SI TE HA GUSTADO, LO PUEDES COMPARTIR!

Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *