DIY: ESPEJO RASCADO

DIY: ESPEJO RASCADO

Buenos días! Este viernes os traigo un DIY que me encanta, y que aunque lo hago poco el resultado siempre me parece muy muy guay. Aprendí a hacerlo hace unos cuántos años, cuando mi chico (que aún no era mi chico) me enseñó uno que tenía en casa y nos pusimos manos a la obra. Cuando lo vi acabado me quedé  maravillada y más aún con el montón de posibilidades diferentes que tiene, así que sin más preámbulos vamos a por ello!

 

 

Aclaración: Un espejo que puedas rascar tiene que ser uno que no lleve ningún tipo de marco o que se pueda quitar, lo que nos interesa es que la parte de atrás del espejo sea lisa y solo tenga como una capa que será la que rascaremos. Este en concreto es de IKEA y ya te viene con las pegatinas para que lo puedas colgar luego.Empezamos copiando el diseño que queramos en un papel, recordad que hay que hacerlo al revés para que al calcarlo quede como queramos y no se lea al revés. Yo he escogido una tipografía así ancha para que sea más fácil de enseñároslo.
Una vez hecho esto, le damos la vuelta al espejo, por la parte donde “rascaremos” y ponemos el papel de calcar y encima el papel. Ponemos un poco de celo para que no se nos escape y volvemos a repasar el dibujo que queramos para que se copie directamente en el espejo. Si eres un manitas dibujando, puedes dibujar directamente en el espejo.

 

Cuando ya lo tenemos copiado, es la hora de ponerse a rascar! Con las gubias empezamos a hacer toda la silueta y poco a poco vamos quitando toda la capa que queramos. Las gubias yo tenía unas caseras pero de todos modos compré unas en los chinos para los trozos grandes que van muy bien la verdad.

Ahora solo es cuestión de ir letra por letras hasta que las tengáis todas vacías (esta parte se la cedí muy amablemente a mi chico que tiene más paciencia y maña que yo). Veréis que van quedando como sin pulir pero con un poco de lana de acero, vas pasando por cada una de ellas y quedan perfectas!
Una vez tengáis todo el diseño pulido, lo podéis dejar así o pasarle una mano de pintura. Los que había hecho hasta ahora los había pintado de negro pero esta vez quería probar con un rosa palo de chalk paint a ver que tal quedaba. Le tuve que dar dos manos de pintura, esperar que secara y listo!

 

 

 

 

 

Como veis se pueden hacer muchos diseños, este de Mafalda es de hace un tiempo ya y este si que esta pintado en negro. Lleva un poco más de trabajo por que tiene muchos detalles pequeños pero todo es ponerse!

 

 

Espero que os haya gustado! Y vosotros, ¿Qué rascaríais en un espejo?
Feliz viernes!

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito