DIY: DESAFIO DE VERANO RIBES Y CASALS DE HANDBOX

DIY: DESAFIO DE VERANO RIBES Y CASALS DE HANDBOX

¡Qué contenta me puse cuando las chicas de Handbox se pusieron en contacto conmigo! Y claro, no me pude negar a participar en el desafió craftlover! (y más cuando me apunto a un bombardeo) así que cuando me contaron que el reto trataba de hacer un DIY con las telas de la nueva temporada de Ribes y Casals, a parte de un poco de miedo (aquí una es una costurera novata) me vinieron un montón de ideas a la cabeza, así que después de decidir las telas que quería (que también costó lo suyo por que hay tantas y tan bonitas que es muy difícil, me puse manos a la obra)

 

 
Y me vine tan arriba que os he preparado un Kit veraniego para que no os falte de nada! La parte esencial son la camiseta de tirantes y la cinta para el pelo a juego, pero al final del post os he dejado un diy extra para aprovechar los restos, que aquí no se tira nada! Así que empecemos!
CAMISETA DE TIRANTES CON DOS TELAS

 

Primero de todo, pedir disculpas a toda posible costurera que me esté leyendo y se ponga las manos a la cabeza con algún posible fallo garrafal que pueda hacer, es lo que pasa cuando te pones en plan autodidacta a hacer algo más grande que un coletero.
Para hacer esta camiseta, vamos a necesitar dos telas diferentes, yo he usado una amarilla lisa y otra de plumas que me enamoró en cuanto la vi (las dos las podéis encontrar en la tienda online de Ribes y Casals), la máquina de coser, tijeras, alfileres, un boli o tiza para tela y muchas ganas!

 

 

Primero de todo tenemos que hacer el patrón. Mi idea era hacer una camiseta básica de tirantes, un poco más larga y con los laterales abiertos hasta la cintura más o menos, así que me tomé al pie de la letra lo de que fuera un desafio y me puse a hacer el patrón yo misma. Para ello cogéis una camiseta similar a la que queráis y la dobláis por la mitad para poder hacer así el contorno.
Lo copiáis en uno o varios papeles, dejando siempre un poco de margen para la costura y lo recortáis.

 

 

En mi caso, como quería que la camiseta fuera de dos colores una vez tenía los patrones de la parte delantera y trasera los corté a la altura del pecho para que al pasarlo a la tela fuera más fácil. Si solo la queréis de un color, este paso no haría falta y ya podríais ir directamente a cortar.
Ahora toca pasarlo a la tela y recortarla.Hay que hacerlo por la parte que está doblada para que una vez recortada al abrirla os quedé el tamaño del delantero entero! Para que os quede más fijo os recomiendo que fijéis el papel a la tela con unos alfileres.

 

 

Una vez tenéis todas las telas cortadas, toca unir los dos colores, para eso debéis colocarlas como veis en la foto de abajo y hacer un pespunte a 1cm más o menos del borde, así cuando levantéis la parte de arriba no se verá la costura en el cambio de color.

 

 

Hasta aquí más o menos todo fácil verdad? Pues ahora toca unirlo todo! Como ya os he dicho, todavía soy una novatilla con la máquina de coser, así que improvisé un poco sobre la marcha.
Primero de todo ponemos las dos partes con las partes del derecho enfrentadas (hay que coserlo todo por la parte de dentro vamos).
– Cosemos los tirantes, poniendo uno de ellos un poco por encima del otro y pasamos por allí un pespunte recto.
– Ahora toca hacer el dobladillo doble al cuello y a las mangas. Para mi fue la parte más difícil por que realmente tienes que ir muy poco a poco y hay muy poquito espacio de tela, así que empezamos por el cuello y vamos cosiendo el dobladillo doble. Hacemos lo mismo con las mangas.
– ¡Ya casi estamos! Ahora tocan los laterales. Como yo quiero que quede abierta hasta la cintura, marcamos en ambos lados hasta dónde queramos que llegue y pasamos un pespunte a los dos laterales.
– Acabamos haciendo un dobladillo doble por todo el bajo de la camiseta y la tela que ha quedado abierta de los laterales.
Y listo! Ya tenemos una camiseta de tirantes perfecta para el verano!
Ahora vamos a por la cinta para el pelo a juego con la camiseta!
CINTA PARA EL PELO DE TELA

 

Para hacer esta cinta, necesitaremos dos rectángulos de tela de 22cm de ancho por unos 60cm de largo. Yo he usado un trozo amarillo y otro de plumas, pero eso ya a vuestro gusto!

 

 

Empezamos doblando las dos telas para que nos quede la parte del revés por fuera y pasamos un pespunte por todo el lateral, tal como indica la foto de abajo.

 

Le damos la vuelta a las dos telas. Cogemos una y la doblamos por la mitad, dejando la cara dónde se ve la costura por fuera y pasamos un pespunte por los tres lados, pero dejando 5cm (como se ve en la foto) tanto en la parte de arriba como en la de abajo ya que por ahí es donde pasaremos el otro trozo de tela.

 

Cogemos el trozo de tela amarilla, lo pasamos por el agujero que hemos dejado en la otra tela y volvemos a coser los tres lados.
Ahora con mucho cuidado, le damos la vuelta a las dos telas para que no se vea la costura.
Antes de seguir, nos probamos la cinta para que veamos el trocito que nos falta. Para acabar, haremos un fruncido con un trozo de tela y goma para que se ajuste bien a la cabeza.
Yo he usado un trozo de tela de plumas y unos 5cm de goma, pero eso dependerá de la persona.
Para hacer el fruncido, le damos la vuelta a la tela y hacemos un pespunte por el lateral (como el primer paso que hemos hecho la para cinta!) , le damosla vuelta y con la ayuda de un imperdible pasamos la goma por dentro y cosemos los dos extremos (recordad que la goma siempre tiene que ser más pequeña que el trozo de tela que usemos!)
Por último, coseremos el fruncido que hemos hecho a los dos extremos de nuestra cinta, doblando los lados como se ve en la foto de abajo.

 

Y tachán! Tenéis una cinta para el pelo perfecta para que no os moleste el pelo en la playa o para cuando salgáis a dar una vuelta!

 

 

Y por último, como os había prometido un diy extra para hacer un neceser para llevar todo lo necesario en el bolso o para los días de playa!
DIY EXTRA: NECESER CON CREMALLERA

 

Para este neceser, necesitaréis dos rectángulos de tela, los míos median 15cm de ancho y unos 45cm de largo, pero lo podéis adaptar al tamaño que queráis o la cremallera que tengáis, eso si, la cremallera siempre tiene que ser más larga que el ancho de la tela.

 

 

1. Cortamos la tela y cogemos la cremallera que queramos usar.
2. Enfrentamos las dos telas por el derecho.
3. Pasamos un pespunte por los 4 lados, dejando 1cm de borde y unos 5cm sin coser para poder dar la vuelta al neceser. Antes de dar la vuelta, recortar las 4 esquinas para que queden más redondas.
4. Damos la vuelta al neceser y cosemos la cremallera por la parte del derecho. Como veis, dejamos un trozo de cremallera a ambos lados.
5. Colocamos el neceser como queramos que quede la cremallera. La podemos dejar en el centro o subirla, pero recordad dejarla un poco abierta por que sino después no podremos dar la vuelta! y cosemos los dos lados, pasando por encima de la cremallera. Recortamos el sobrante de cremallera, le damos la vuelta y ya tenemos listo el neceser!
Espero que os haya gustado mucho, yo personalmente ya tengo look para este verano! También quiero aprovechar para dar las gracias a Handbox por la oportunidad de participar en este reto y os recuerdo que estas telas las podéis encontrar en Ribes y Casals y en su tienda online!
Si te ha gustado este post, ¡Compártelo!

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito