COMO HACER UNA BOLSA DE RED SIN MÁQUINA DE COSER

COMO HACER UNA BOLSA DE RED SIN MÁQUINA DE COSER

Tenía pensado este post desde hace tiempo, pero primero quería probar esta bolsa de red que hice sin la máquina de coser para comprobar que todo funcionara bien 🙂

Aunque con el Covid ha habido un tiempo en que el tema de las bolsas reutilizables ha sido prácticamente imposible de utilizar en según que sitios dada la situación, en mi frutería ya puedo volver a usarlas sin problemas, así que yo feliz!

Os quería enseñar a hacer estas tan fáciles, sin la máquina de coser por que al menos a mi que soy una patata, me cuesta horrores coser este tipo de telas sin liarla, así que pensé una solución rápida y aquí la tenéis!

MATERIALES

Solo vamos a necesitar lo que veis en la foto.

  • Un trozo de tela de 40×20 (aunque lo podéis adaptar a cualquier tamaño que queráis)

  • Un poco de cordón

  • Hilo de algodón bastante fino. En mi caso he utilizado este de Lanas Rubí que suelo usar para bordar y una aguja de ganchillo de 2 mm

  • Aguja lanera

PASO A PASO

Primero de todo cortamos la tela a la medida que queramos. Yo he usado una que tenía de ikea tipo esta. Con el hilo que hayamos escogido y la aguja de ganchillo empezamos por una de las esquinas a hacer punto bajo alrededor de todo el rectángulo. Intentaremos hacer un punto bajo en cada agujerito para que se nos deforme lo menos posible.

Al llegar al final, cerramos con un punto raso con el primer punto que hemos hecho y cortamos el hilo, dejando un trozo para coser.

Doblamos por la mitad el rectángulo con el derecho por la parte de fuera y hacemos un dobladillo en cada extremos hacía la parte interior de unos 3 cm.

Cosemos con ayuda de la aguja lanera y procurando que quede lo más recto posible (puedes poner alfileres para que no se te mueva)

Rematamos al llegar al final y hacemos lo mismo con el otro extremo.

Volvemos a doblar nuestra bolsa con el derecho hacia fuera. Remataremos los laterales y la bolsa.

Para los laterales haremos un punto raso en cada punto uniendo las dos partes. Al llegar a la base haremos un punto bajo para reforzarla y acabaremos con punto raso por el otro lateral.

Recuerda dejar sin unir la parte dónde has hecho el dobladillo, ya que por allí es dónde pasaremos el cordón.

Con ayuda de un imperdible, pasamos el cordón por los dos extremos y hacemos un nudo a cada lado para que no se nos escapen.

Rematamos los hilos que nos hayan quedado sueltos y ya podemos estrenar nuestra bolsa de red!

A mi me resultan super útiles este tipo de bolsas! Además, al ser de red, puedes ver lo que hay dentro, lo que facilita el trabajo para quién te lo tenga que pesar.

Como son super ligeras, yo siempre llevo un par de distinto tamaño dentro del bolso por si tengo que hacer una compra improvisada 🙂

Podéis ver más post de costura fácil para principiantes desde este enlace!

 

Y vosotras, ¿Usáis este tipo de bolsas? Os las hacéis vosotras?

Deja una respuesta

18 − 14 =