Sígueme:
DIY

DIY: CAMISA BORDADA A MANO

¡Hola bonicas!

Por aquí ya estamos de nuevo metidos en la rutina, organizando, ordenando, haciendo visitas a ikea y todo lo que conlleva septiembre.

Uno de estos días que estaba revisando cajas, encontré esta camisa vaquera, que fue de mi padre hasta que me la agencié yo hace unos años.

Cuando me la quedé ya estaba un poco gastada (¡debe de tener más de 20 años!) y con el usó que le dí yo acabó que daba penita, pero cuando la vi tampoco me quise deshacer de ella, así que pensé que con unos cuantos toques podría volver a usarla.

Así que opté por darle un toque floral a base de bordados. En este post ya os enseñé los vaqueros que bordé y como me gustó tanto el resultado, decidí repetir.

Lo bueno de customizar tu propia ropa, a parte de que obviamente será única, y que lo puedes hacer a tu antojo totalmente, es una muy buena oportunidad para dar rienda suelta a tu creatividad y probar todo lo que se te ocurra.

Esto es lo que hice yo, ir probando cosas que me gustaban, usando diferentes tipos de hilo y colores. Para esta camisa he usado hilo DMC para bordar, algodón finito, lana más fina y más gruesa dependiendo los colores que quisiera usar y el volumen que le quisiera dar.

 

Como os digo, no he usado ningún patrón en concreto, solo he intentado que los dos lados fueran simétricos con los mismos tipos de flores, pero vamos, si a vosotras os gusta más que los dos lados sean diferentes, no hay ningún problema ¡Arriba la creatividad!

Más abajo os dejo todos los puntos que he utilizado para hacer cada parte por si os animáis a bordar alguna prenda de ropa 🙂

 

El cuello era lo que más gastado estaba, así que decidí llenarlo con ramitas y hojas que fueran saliendo, para poder ir tapando las partes que estaban peor.

Para ello utilicé el punto tallo y el punto espina de pez

Para los lados hice una flor un poco más grande, con un hilo gordo para los pétalos y uno más fino para el centro. También le hice un par de hojas a los lados.

Usé el punto llano para rellenar, el nudo francés para el centro y el punto espiga y espina de pez para las hojas.

Para decora un poco un bolsillo, hice dos mini montañas rellanadas con punto de hilavanar, y por toda la parte de los botones hice una rama que va subiendo hasta arriba del todo con el punto tallo.

Para las dos otras flores, usé el punto margarita y el punto llano para rellenar la otra.

 

Por último, y la parte que más me gusta de la camisa, bordé estos dos girasoles en los hombros. Los vi en el canal de Mar Pendás y creo que no será la última vez que los borde 🙂

Y este es el resultado final. Estoy muy contenta con el resultado, y además después de bordar esta camisa me ha entrado el gusanillo de seguir bordando, así que me voy a poner manos a la obra 🙂

Espero que os haya gustado, y si os animáis a customizar vuestra propia ropa ¡me lo enseñéis!

 



 

COMPARTIR EN:
Antiguos POSTS Nuevos POSTS

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Todavía no hay comentarios

Déjame tu opinión